• 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Episodios nacionales III. El 19 de marzo y el 2 de mayo (Benito Pérez Galdós)
#1
0
0
   



Seguimos con las andanzas de nuestro querido Gabriel a principios del S. XIX español. Comienzan las turbulencias, y sin demasiados preámbulos, he de decir que este tercer episodio nacional me ha parecido la recontrapolla, como si los dos anteriores fuesen casi una introducción para meternos en harina en este tercero.

Aquí Galdós relata con absoluta maestría dos momentos definitorios de aquel turbulento 1808. Por una parte, asistiremos como testigos de primera fila acompañando a Gabriel del motín de Aranjuez. Recuerdo que en el colegio siempre me pintaron la imagen de Godoy como un tipo bastante despreciable al que había que vilipendiar por su papel funesto en el devenir de la política y destino españoles. Y lo cierto es que Galdós, lejos de fomentar esta imagen, humaniza al personaje con unas breves pinceladas, dándole una pátina, no sé si de honor, pero sí de comprensión y compasión por parte del lector. Aquí el autor relata el levantamiento (promulgado por poderes más altos que el de la propia voluntad del populacho, apuntados por un par de pinceladas en plena barbarie) haciendo ver cómo la turba, ignorante y manipulable hasta la náusea, no duda en entregarse a esa barbarie, mostrando a un Godoy del que nos apiadamos al ser sacado de su escondrijo con violencia y humillación. Es un pasaje fascinante porque Galdós deja muy a las claras que, aunque el llamado príncipe de la paz tuviera sus más y sus menos, partidarios y detractores, en ningún caso es aceptable el trato de casi linchamiento que se le dio por parte del pueblo enardecido por la situación política y de la Casa Real. 

Entre medias, Galdós sigue tejiendo la trama sobre la ascendencia de Inés, y es que el amor de Gabriel es hija de unos padres misteriosos cuya identidad se nos sigue escamoteando, pero que ya podemos ver muy a las claras como pertenecientes a la alta sociedad, por lo que dicha ascendencia promulgará la aparición de sus tíos, un par de malas pécoras, avariciosos y aprovechados, que intentarán forzar un matrimonio con uno de ellos para así asegurarse la herencia de la joven. Esta trama le sirve a Galdós para llevarnos en volandas al segundo tramo de la novela, el levantamiento del 2 de mayo.

En un final de capítulo absolutamente magistral, en el que un sol rojo amanece sobre Madrid, el corazón del lector se acelera conocedor de lo que dicho amanecer anticipa. Casi sin darnos cuenta, y tal y como le ocurre a Gabriel, nos veremos envueltos en la sanguinaria revuelta del pueblo madrileño, viéndonos zarandeados por las páginas entre las calles de la capital en pleno pie de guerra contra el invasor francés, trasladando la lucha de las calles al parque de artillería de Monteleón, donde veremos de pasada ciertas acciones de Daoíz y Velarde, y al mismo tiempo, el enardecimiento valeroso de nuestro protagonista, tomando parte en la defensa del parque con todo lo que pillase a mano, al igual que sus conciudadanos. Un pasaje tremendo, emocionante, frenético, cargado de violencia, y también, de humor. Fueron varias las carcajadas que solté gracias a un personaje femenino y las soflamas que soltaba a los franceses, amenazándoles con el cañón de artillería y haciendo lo que buenamente podía en la lucha por defender su ciudad de los franceses. Una absoluta gozada.

La novela termina de forma bastante dramática por medio de un cliffhanger antológico que nos insta a volar al siguiente episodio, "Bailén", y con la guerra de la independencia española habiendo dado su pistoletazo de salida. Un novelón, diría, cargado de drama, intriga, conspiraciones, violencia y humor. No os la perdáis.
  Responder
#2
0
0
Pedazo de reseña, caballero. No solo me ha dado usted ganas de leer la siguiente, sino de ponerme también con los episodios nacionales. Mis respetos y gracias por saber trasladar así la pasión por la lectura. Habiendo tanto y tan bueno por leer, Netflix y compañía se pueden ir al cuerno.
  Responder
#3
0
0
@Peckinpah muchas gracias peck. Me gusta mucho escribirlas, y los episodios están siendo todo un disfrute.

Lo cierto es que sí, la lista de libros estupendos puede llegar a ser interminable. Siempre hay algo pendiente por descubrir, y eso es lo mejor de todo. A veces miro la estantería con los libros que tengo en cola y me froto las manos XD.
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)