• 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Línea de fuego (Arturo Pérez-Reverte)
#1
0
0
   
"Línea de fuego" es la segunda novela que nos llega de Arturo Pérez-Reverte este 2020, y si bien la anterior "Sidi, un relato de frontera" se conformaba como una historia bastante ligera, amena y divertida sin mayores ínfulas que entretener, aquí Reverte cambia el chip para realizar su particular homenaje a todas aquellas personas que se partieron el cobre en la batalla del Ebro (y por consiguiente, en toda la guerra civil), poniéndoles cara, mostrando sus miedos y anhelos, ya fuesen rojos o azules.

Y me lo he bebido a tragos largos.

Conforma una historia completamente coral Reverte aquí, y seguiremos a casi una decena de personajes principales, tanto de un bando como de otro, así como toda una galería de secundarios que les acompañan o aparecen en su camino. De este modo, el autor intenta abarcar todos los focos, todos los puntos de vista y todas las ideologías, para llevarlas al campo de batalla, llenarlas de polvo, balas, esquirlas de metal, el ruido ensordecedor de la artillería, los morteros y los tanques, todo ello aderezado por las motivaciones de los personajes, ya fuesen políticas o de mera supervivencia. Consigue así Reverte llevarlos a todos al mismo nivel, y moverse constantemente en una gama de grises en la que el bien y el mal no existen, si no sólo personas que se juegan la vida por tomar un pueblo a orillas del río Ebro en 1938. En ambos bandos hay bondad, hay comprensión, hay buenas personas, y también, en ambos bandos hay crueldad, hay fanatismo y hay hijos de la gran puta.

Lo que consigue así Reverte es que el lector ría, llore y sufra por todos los personajes (al menos los principales) sea cual sea su ideología, y también, la del lector. Seguramente sea el auténtico gol por la escuadra de la novela, ya que lejos de maniqueísmos baratos o manipulaciones completamente parciales, Reverte da un paso atrás y simplemente retrata lo que debió ser para nuestros abuelos el estar en el frente. Un punto de vista, si me preguntan, absolutamente necesario en los días que vivimos en este nuestro país, con ciertas convulsiones políticas y tímidos "ruidos de sables".

   
Cabe destacar aquí, aunque ya lo aclara el autor a inicio, que el pueblo en disputa es totalmente inventado, y si bien también da a entender que los personajes también lo son, leo confuso un epílogo consistente en los destinos de los personajes supervivientes a la batalla, por lo que al final pareciera que Reverte ha hecho una amalgama de realidad y ficción para poder llevar la novela por donde quiere. Decisión bastante inteligente en mi opinión, ya que la invención del propio campo de batalla le da la libertad necesaria para poder recrear situaciones y personajes de toda índole y condición, procurando llevar la trama como quiere y por donde quiere.

Concerniente a la trama, leo en Internet alguna crítica ante el hecho de que la novela carece de la misma, con lo que no estoy de acuerdo, ya que el hilo conductor del que tira constantemente Reverte en el libro es el propio pueblo de Castellets del Segre, flanqueado por dos elevaciones (pitón de poniente y pitón de levante), una harinera, un cementerio, una vaguada y una ermita, todos ellos elementos que conforman los lugares por donde se mueven los personajes y la trama, que no es otra que la lucha de ambos ejércitos por hacerse con el pueblo, unos defendiendo, otros atacando, unos intentando que al ataque republicano no cruce el Ebro ni instale una cabeza de playa para seguir avanzando, otros intentando romper las líneas sublevadas y hacer su parte en la gran ofensiva republicana a lo largo del río.

Un punto negativo que he de resaltar, sin embargo, es que es tal la ambición de Reverte por pintar todos los focos posibles del conflicto, que al final, hay demasiados personajes a los que seguir la pista, y de vez en cuando, nos encontraremos con personajes a los que perdimos de vista decenas de páginas antes y tendremos que hacer cierto ejercicio de memoria (o echar las páginas atrás) para recordar bien con quiénes estamos en ese momento. Es una sensación que dura sus primeras 100 o 150 páginas, que no es poco (si bien si la escritura os absorbe, os las ventilaréis en un soplido), y que se repite de forma esporádica después, ya que a mitad nos introducen a algunos personajes más como consecuencia del contraataque franquista.

Por otra parte, Reverte se vale del tiempo presente, como ya hiciera en "Cabo Trafalgar" y "Un día de cólera" para llevar al lector a primera línea de batalla. Así, sentiremos el cansancio, el polvo, la sangre, la sed, el calor, el miedo, la adrenalina, como si estuviésemos al lado de los personajes y fuésemos testigos directos de lo que ocurre. Habrá momentos también tranquilos, que darán paso a conversaciones, confraternizaciones entre compañeros de armas e incluso entre enemigos, reflexiones sobre la guerra, y consecuencias de que ganen unos u otros. Interludios de calma entre refriegas, las cuales inundan el libro de forma constante. No hay que llevarse a engaño. El libro es una ensalada de tiros, ametralladoras, fusiles, cargas a bayoneta, tiroteos en pinares o en el mismo pueblo, casa por casa, a distancia o cuerpo a cuerpo... Y aquí Reverte marca el segundo gol por la escuadra. Porque hablamos de casi 700 páginas con una cantidad de acción bélica apabullante, y en ningún momento he sentido cansancio, aburrimiento o sensación de repetición.

Al final, justo esta mañana, cerré el libro tras el viaje, con un nudo en la garganta. Y no es que Reverte busque la lágrima ni mucho menos, pero es complicado no terminar emocionándose por los vaivenes de unos personajes que llegas a conocer muy bien en los lances de batalla que nos narra el autor, y unas últimas páginas que, personalmente, me tocaron fuerte la patata. 

Absolutamente recomendable.

PD: unas palabras sobre la edición. Muy cuidada, con un mapa a inicio para tener muy claro dónde nos encontramos en cada momento, y tres ilustraciones que subrayan los títulos de las tres partes en las que se divide el libro. Lo único que he echado en falta es un índice de personajes, porque son un montón de gente desfilando por las páginas. Por lo demás, estupenda edición.

   
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)